sistema inmunologico

Refuerza tu sistema inmunológico con estas recomendaciones

Un sistema inmunológico fuerte puede ayudarte a combatir cualquier enfermedad que ataque a tu cuerpo. Ciertos alimentos y prácticas pueden ayudar a fortalecerlo y ese refuerzo puede marcar la diferencia entre contraer una enfermedad o evitarla.

Es común que muchas personas echen mano de la vitamina C o el zinc cuando empiezan a toser más de la cuenta o a estornudar porque… Bueno, eso es lo que mamá dijo que hiciera para combatir un resfriado. Y ciertamente no vamos a llamar mentirosas a las mamás. Todo lo que estamos diciendo es que si bien las vitaminas pueden ayudar a la salud del sistema inmunológico, nada hará milagros si estás desnutrido o gravemente deshidratado.

La verdad es que tomar más vitamina C y zinc puede ser parte de la solución si estás previniendo deficiencias, pero la mega dosificación no hará que tu sistema inmunológico sea impenetrable para los patógenos.

sistema inmunologico

Limpiarse las manos, vacunarse contra la gripe, mantener el estrés bajo control y un estilo de vida activo y saludable que cuente con una dieta equilibrada son tres estrategias óptimas de lucha contra las enfermedades. ¿Alguno de estos métodos garantizará que no tengas un resfriado, neumonía o incluso, como no, el famoso coronavirus? No. A no ser que quieras dentro de uno de esos trajes NBQ, todo lo que puedes hacer para prevenir esas terribles enfermedades es evitar el contacto con aquellos que están enfermos.

Sin embargo, hacer algunos ajustes en tu dieta y tomar los suplementos adecuados puede ayudarte a ti y a tu cuerpo a recuperarte mejor—después de ver a un médico, por supuesto— si te enfermas. Una vez más, estos productos deben considerarse como medidas de prevención y elementos que pueden marcar una diferencia a favor. No son curadores.

1. Consumir carbohidratos después del entrenamiento

Consumir carbohidratos durante un entrenamiento o inmediatamente después, se ha demostrado que mejora la función del sistema inmunológico, según la investigación publicada en el Journal of Applied Physiology. Los autores del estudio creen que como los carbohidratos ayudan a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre, esto resulta en una reducción de la respuesta al estrés por parte del cuerpo. Se necesita más investigación sobre si esto puede ayudar a prevenir la enfermedad, pero ciertamente el probarlo no hará daño alguno. Y no, los carbohidratos dentro del entrenamiento no obstaculizarán la pérdida de grasa.

LEER  ¿Cuántos huevos se pueden comer al día? - Basta de mitos, ésta es la verdad

Además, el consumo de carbohidratos después de hacer ejercicio puede restaurar las reservas de glucógeno, que es algo que las personas que entrenan duro deben tener en cuenta.

Los carbohidratos de calidad incluyen batatas, quinoa, frutas, avena, verduras verdes oscuras.

2. Comer setas Shiitake

Son auténticos reforzadores del sistema inmunológico que están llenos de vitamina B y contienen un perfil de aminoácidos similar al de la carne.

Si la idea de comer hongos no le hace mucha gracia a tu estómago porque no le sientan muy bien, opta por el extracto.

Según una investigación de la Universidad de Florida, se ha demostrado que comer una porción de 100g de setas shiitake secas al día durante un mes, protege de los anticuerpos causantes de las enfermedades.

3. Quercetina

Este antioxidante que se encuentra en las bayas, las cebollas y el té verde puede ayudar a reducir las enfermedades durante el entrenamiento intenso, al mismo tiempo que estimula la creación de nuevas mitocondrias – las centrales energéticas de tus células. La investigación muestra que 1,000mg diarios de quercetina (divididos a lo largo del día) es la dosis ideal para reducir los efectos perjudiciales que el entrenamiento intenso tiene en la función inmunológica.

4. Come alimentos hidratantes

Mantenerse hidratado permite que tu cuerpo elimine naturalmente toxinas y bacterias del cuerpo. El agua es una opción obvia para la hidratación, pero no te limites al líquido. Comer estos alimentos también puede ayudarte a hacer ese trabajo:

Pepino: 96% agua

Tomates: 95% agua

Fresas: 92% agua

Melón: 90% agua

Brócoli: 90% agua

Naranjas: 86% agua

LEER  Cómo perder peso rápidamente - Guía completa y FAQ

Manzanas: 85% agua

5. Incluir más probióticos

Suplementos probióticos, lácteos con cultivos vivos, y alimentos fermentados como chucrut, zanahorias eneldo, kimchi, y kombucha contienen probióticos que ayudan a poblar el tracto digestivo con bacterias buenas que pueden mejorar la salud de tu intestino y ayudar a tu sistema inmunológico a trabajar mejor, lo que puede conducir a menos resfriados.

6. Bayas de Saúco

Este remedio centenario ha demostrado reducir la duración y los síntomas de un resfriado, con algunas investigaciones que muestran que puede reducir los síntomas de la gripe hasta tres días.

Las bayas de saúco también se han utilizado para tratar el estreñimiento, los dolores de cabeza, el estrés y la fiebre.

Deja tu opinión al respecto sobre este artículo y contribuye a hacer comunidad.

Tengo más que ofrecerte compañero

Espero que te haya gustado el artículo y que te haya sido muy útil. No olvides darte una vuelta por mi blog, que en él encontrarás un montón de artículos tan o más buenos que este hablando de diferentes temáticas del mundo del fitness y aportandote claves fundamentales para tu éxito en la senda del guerrero espartano.

Un saludo camarada

Deja un comentario