abdomen inflado

Abdomen salido o inflado – No cometas este error

¿Tu entrenamiento abdominal te está haciendo lucir gordo en vez de apretado? ¿Te ves el abdomen salido o inflado? Verás, hay una manera correcta de respirar cuando estás entrenando el abdomen que te ayudará a alcanzar esa meta que quieres lograr, que es aplanar tu vientre.

Puedes estar entrenando duro los abdominales con la idea de adquirir una cintura más estrecha y apretada, pero si estás respirando de la forma errónea vas a conseguir lo opuesto: un abdomen salido o inflado. Vas a trabajar más hacía un vientre distendido y relajado. Vas a verte con un vientre gordo incluso teniendo la tablilla de chocolate marcada en él.

abdomen inflado
Aun teniendo unos abdominales externos fuertes y marcados, se puede apreciar un abdomen redondeado y abultado para afuera. Probablemente los transversos no estan lo suficientemente entrenados y tensos como para aguantar la presión de tripas y estómago.

De vez en cuando veo tipos que tienen abdominales salidos o distendidos y no es porque estén tomando esteroides anabólicos.

Asi pues lo que quiero hacer hoy es enseñarte a cómo hacerlo correctamente, pero más importante aun, deshacerte de esa mentalidad de que tu entrenamiento abdominal no puede hacer nada para combatir la grasa si eres gordo ya. Eso podemos solucionarlo pero debemos aplicar una dieta.

Relacionado: Mejor ejercicio para abdominales

No olvides la dieta para marcar abdominales

La gente piensa: “he estado haciendo abdominales por un tubo, siguiendo rutinas maravillosas, pero aun luzco gordo. El entrenamiento no está haciendo nada para encoger mi vientre”.

La respuesta a eso es muy sencilla. Ninguna rutina de abdominales por sí sola va a provocar una pérdida de grasa en ti. Eso es porque la energía consumida en un entrenamiento abdominal es mínima. Tal vez 30, 40 o 50 calorías. Simplemente no estás moviendo suficientes músculos al mismo tiempo y por un largo periodo, que cause un impacto significativo en términos de quema de calorías.

LEER  Dolor de hombro - La causa y el tratamiento

Entonces una rutina de abdominales por sí sola incluso si eres constante nunca va a ser suficiente. Si se quieres perder grasa abdominal y conseguir una cintura apretada, hay que combinar el entrenamiento abdominal con un plan alimenticio adaptado a ese objetivo. Hay que seguir una dieta.

Relacionado: ¿Buscas mejorar tus abdominales inferiores?

Los oblicuos no tienen la culpa de tu abdomen salido

Hay algo que escucharás que hay que llevar a cabo para evitar construir una cintura ancha. Algunos te dirán que evites el entrenamiento de oblicuos porque lo que hará es ensanchar más tu cintura haciendote lucir más cuadrado. Eso es una estupidez compañero, eso no es un buen consejo.

Si estás llevando a cabo una dieta y logras deshacerte de la grasa alrededor de la cintura y los abdominales, lo que van a hacer tus oblicuos si los entrenas es lograr que tengas una forma más afilada, más en “V”, con los laterales bien marcados y definidos. Sí que pueden dar un poco más de grosor únicamente en la parte más baja del lateral de la cintura, justo encima del hueso pélvico para que te hagas una idea. Pero eso es nuestra genética, así es como estamos hechos.

De hecho incluso va bien porque esa zona un poco más abultada justo despues de la zona más estrecha de la cintura, provoca un contraste más marcado que provoca un efecto visual de cintura más estrecha.

Así pues te aconsejo que no dejes de lado el entrenamiento de oblicuos porque los beneficios a nivel estético son mayores que los perjuicios. Y ya no hablemos a nivel de funcionalidad y equilibrio del core y el cuerpo en general.

LEER  Porcentaje de grasa corporal - CÓMO CALCULARLO y mucho más!

Relacionado: Ejercicios para los Oblicuos

abdomen salido

En la respiración está la clave para acabar con el abdomen salido

Hablando de la respiración debes asegurarte de no respirar moviendo el abdomen hacia afuera. ¿Es esto fácil?. No, no es tan simple. Requiere de práctica y concentración y es una habilidad que probablemente tengas que adquirir.

Pero no pasa nada, simplemente va a tomarte algo de tiempo y una vez que lo pilles ya lo harás de forma natural, sin apenas pensar en ello y lo tendrás adquirido de por vida. Bueno con esto básicamente lo que debes asegurarte es de no inflar el vientre cuando hagas cualquiera de los ejercicios abdominales.

Detecta el problema y aplica la solución

Pruébalo tu mismo, tumbate al suelo y haz un crunch abdominal. Al subir probablemente estés exalando el aire, pero fijate que el abdomen no va para adentro, sino que va para afuera.

Cuando estas en la parte más alta del crunch seguramente hayas sacado para afuera la parte baja de tu abdomen. Lo que deberías hacer es justamente lo contrario. Deberías estar trabajando con los abdominales transversos al mismo tiempo que con los abdominales exteriores, manteniendo el vientre hacia adentro.

Puedes seguir exalando igual que antes pero metiendo el vientre hacia adentro con cada subida. Es una sensación nueva, puede ser un poco complicado al principio, pero merece la pena el esfuerzo al ver los resultados que conlleva.

Esta técnica debes llevarla a cabo con cada ejercicio de abdomen, elevaciones de piernas, planchas, etc. Cuanto más complejo sea el ejercicio más complicado te será implementarle esta técnica, pero como ya te he dicho es solo al comienzo, con el tiempo se va a tornar más fácil.

LEER  Claves para unos abdominales inferiores bien marcados

No tienes ni que parar la respiración ni dejar de hacer nada que estuvieras haciendo antes, simplemente asegurate de estar metiendo el abdomen para adentro al mismo tiempo que exalas y haces la contracción. En el caso de las planchas debes mantenerlo todo el rato para adentro.

Créeme, si lo llevas a cabo vas a conseguir un vientre mucho más plano, una cintura más afilada y estrecha. Sino, por mucho que entrenes tu core, lo único que conseguiras es acumular mas masa muscular en tu abdomen, distensandolo cada vez más y consiguiendo una apariencia de gordo o inflado en esa zona.

Resumen para una cintura perfecta

  • Entrena duro tus abdominales. Recomiendo 6-7 dias por semana. Intensidad alta y corta.
  • Deshazte de la grasa llevando a cabo una dieta acorde al mismo tiempo que ayudas a quemar calorías con rutinas más demandantes de calorías que las de abdominales. Por ejemplo rutinas de básicos o cardio.
  • Implementa esta técnica de [respiración manteniendo el vientre para adentro] que te he enseñado, cuando lleves a cabo tus ejercicios abdominales.

Si te preocupa tu estética corporal y lucir un buen físico sin “defectos” deberías ver este artículo.

Me gustaría saber tu opinión. ¿Eres de los que estaba haciendo mal los abdominales? ¿Has probado ya de usar este método por un tiempo? ¿Has logrado acabar con el abdomen salido o inflado?. Déjame un comentario más abajo.

Tengo más que ofrecerte compañero

Espero que te haya gustado el artículo y que te haya sido muy útil. No olvides darte una vuelta por nuestro blog, que en él encontrarás un montón de artículos tan o más buenos que este hablando de diferentes temáticas del mundo del fitness y aportandote claves fundamentales para tu éxito en la senda del guerrero espartano.

Un saludo camarada

Deja un comentario