Saltar al contenido

Una encuesta desvela cuánta gente toma esteroides y cómo los riesgos no les importan

INVESTIGADORES DE CULTURISMO DESCUBREN UNA PARADOJA DESCONCERTANTE EN LOS HOMBRES QUE USAN ESTEROIDES. LA GRAN MAYORÍA ESTÁN MUY BIEN INFORMADOS Y CONOCEN LAS CONSECUENCIAS NEGATIVAS, SIN EMBARGO ESTO NO IMPIDE QUE SE LOS TOMEN.

Sólo en los Estados Unidos, entre 3 y 4 millones de personas utilizan esteroides anabólico-androgénicos para aumentar su masa muscular. En todo el mundo, los consumidores de esteroides conforman el 3.3% de la población mundial.

Están prohibidos por las organizaciones profesionales de atletismo, y los científicos han advertido de sus efectos en la salud, pero la búsqueda para aumentar el tamaño de la musculatura continúa.

Como muestra la nueva investigación, los consumidores de esteroides son realmente muy conscientes de las consecuencias.

esteroides anabolicos

En el póximo Congreso Europeo de Endocrinología, un equipo de científicos rusos presentará “El precio de un cuerpo hermoso” – un resumen de su investigación sobre el uso de esteroides anabólico-androgénicos. Estos esteroides son variaciones sintéticas de la hormona sexual masculina testosterona. A veces son prescritos por los proveedores de atención médica para tratar los problemas hormonales y enfermedades que causan pérdida muscular.

Sin embargo, estos medicamentos también son mal utilizados por los atletas y culturistas que buscan aumentar el rendimiento y cambiar su apariencia. “Anabólico” se refiere a la construcción de músculo, mientras que “androgénico” se refiere al aumento de las características masculinas.

Cuando los investigadores de la Universidad Médica Estatal Pavlov I de San Petersburgo repartieron una encuesta anónima a 550 hombres que asisten regularmente al gimnasio, encontraron que dentro de este grupo, 30.4% dijo que usaron esteroides. Y lo que es más importante, 70.2% de este grupo sabía acerca de los efectos secundarios negativos vinculados a los esteroides.

“Estos hallazgos fueron sorprendentes”, explica el primer autor dr. Mykola Lykhonosov. “No sólo la cantidad de abuso de esteroides es alta, sino que el conocimiento de los efectos secundarios dañinos también fue alto, sin embargo esto no les impide tomarlos.”

Efectos secundarios del uso de esteroides

La lista de efectos secundarios dañinos es larga. El uso indebido de los esteroides podría conducir a efectos mentales negativos como paranoia, irritabilidad extrema, y manía. También hay evidencia de que el uso indebido de esteroides tiene consecuencias para la salud física incluyendo, pero no limitado a:

  • recuento reducido de espermatozoides
  • disfunción eréctil
  • calvicie
  • desarrollo mamario
  • mayor riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular
  • insuficiencia hepática o renal

Según el Instituto Nacional de los Estados Unidos sobre el Abuso de Drogas, todavía hay mucho que aprender sobre cómo estas drogas afectan el cuerpo. La mayoría de los datos sobre sus efectos a largo plazo provienen de informes de casos, lo que significa que los efectos adversos enumerados podrían ser sub-reportados.

En los Estados Unidos, es difícil medir el uso indebido de esteroides porque las encuestas nacionales no lo miden. Pero se ha establecido que cuando las personas hacen mal uso de ellos, ya sea tomándolos por vía oral, inyectándolos en los músculos o aplicándolos como gel, la dosis es de diez a 100 veces mayor que las dosis prescritas para tratar condiciones médicas.

La parte más esperanzadora de este estudio es que 54.8% de los encuestados que usaron esteroides indicaron que todavía querían recibir más información experta sobre los medicamentos. El 48.7% explicó que la principal fuente de información que recibieron sobre esteroides fue Internet.

uso de esteroides

Resumen parcial del estudio

Antecedentes:

La motivación para el uso de esteroides anabólicos por los hombres que participan en actividades recreativas es la mejora de la composición corporal y los indicadores de fuerza.

Un elemento disuasorio para el uso de esteroides puede ser la conciencia de los efectos secundarios de su uso, en particular el desarrollo de hipogonadismo secundario.

Resultados:

  • Se proporcionaron 762 cuestionarios para la evaluación.
  • Se cumplieron 550 cuestionarios con los criterios.
  • Los esteroides anabólicos (E.A.) fueron utilizados por el 30,4% de los encuestados (n-167).
  • Los principales consumidores de E.A. fueron los hombres de 22 a 35 años de edad – 74,3%.
  • Los medicamentos más comunes fueron propionato de testosterona (51.5%).
  • La dosis más común de testosterona inyectable fue 1000 mg por semana (23.9%).
  • El uso de esteroides anabólicos durante 9 meses fue indicado por el 11% (n-19) de los hombres.
  • La principal fuente de información sobre E.A. fue indicada por Internet (48,7%).
  • Una actitud negativa hacia los E.A. fue formada por el 17,3% de los encuestados.
  • El 69,3 % (n-381) de los encuestados dio una respuesta positiva a la pregunta sobre la concienciación sobre los esteroides anabólicos, 30,7% – negativa (n-169).
  • Casi todos los encuestados que utilizan esteroides anabólicos indicaron que tienen información sobre ellos – 96,4% (n-161).
  • En el grupo de usuarios que no son consumidores, la mayoría de los encuestados son informados sobre E.A. – 57,4% (n-220), 42,6% (n-163) no son informados.
  • Entre todos los encuestados a una pregunta aclaratoria sobre la conciencia de los efectos secundarios y complicaciones del uso de esteroides anabólicos, una respuesta afirmativa fue 73,8% (n-406), negativa – 26,2% (n-144).
  • Los consumidores de esteroides anabólicos son más conscientes de ellos (2-82.954, p<0.001) y sus efectos secundarios (2-70,207, p<0.001) en comparación con los no consumidores. 22% (n-121) de los encuestados no fueron informados con los efectos secundarios de los E.A.
  • El 54,8% de los encuestados expresó su deseo de recibir información cualificada sobre los esteroides anabólicos.

Conclusión:

Los datos de la encuesta indican una alta conciencia de los efectos secundarios del uso de esteroides anabólicos, lo que, sorprendentemente, no conduce al abandono consciente de su uso por parte de las personas que se dedican a la actividad recreativa.

Sin embargo, un porcentaje significativo de aquellos que desean recibir información calificada sobre los peligros de los esteroides da esperanza de que la información todavía puede convertirse en la herramienta principal en la limitación del uso de drogas y dopaje.

¿Qué opinas de todos estos datos? ¿Cuadran con lo que sospechabas o no? ¿Te sorprenden? Déjanos tu opinión en los comentarios más abajo. Gracias.